TRATAMIENTOS DE MADERA EXTERIOR - TODAS LAS CLAVES

Existen diferentes tipos de tratamientos de madera exterior para proteger los elementos del jardín. Las casetas de madera o los garajes de madera, por ejemplo, pueden sufrir un deterioro que pueden producido por el agua, que puede llevar a un exceso de humedad y a la proliferación de hongos y otros seres vivos.
Tratamientos de madera exterior: Todas las claves

Los rayos del sol, por su parte, decoloran y resecan la madera haciendo que se vuelva más frágil. También hay que contar con diversos organismos como insectos fitófagos, que pueden terminar por degradar y agrietar la madera en exteriores.


El mobiliario pensado para interiores nunca está preparado para resistir en el exterior, y aunque el destinado a zonas exteriores está mejor preparado, nunca está de más utilizar tratamientos que aseguren su máxima duración. Hay que tener claro que la madera no es eterna, pero utilizando los productos adecuados, su vida útil puede ser mucho más larga y libre de accidentes.

En primer lugar, optar por madera de calidad puede ser un buen primer paso. Si se cuenta con madera de duramen -la más oscura y antigua, que forma parte de la zona interior del árbol-, se conseguirán mucho mejores resultados que con albura -la parte más joven de la madera-. También hay algunos tipos de madera, como la de cedro o abeto, que están más indicadas por su durabilidad, para formar parte de cobertizos de madera o garajes de madera de zonas exteriores.

Una vez claro el aspecto de los tipos de madera más indicados, el punto más relevante a tratar es el tratamiento de madera exterior que garantizará su protección. Dicho tratamiento pasa por la utilización de un protector como el lasur, que contiene químicos que matan a los hongos e insectos que destruyen y decoloran la madera. Esta fase consiste en utilizar un fondo de imprimación, por lo general traslúcido, que se debe aplicar con cuidado y siguiendo al pie de la letra las instrucciones del fabricante. Utilizando dos capas se consiguen mejores resultados.

El siguiente punto a tener en cuenta para la protección de madera exterior son los repelentes de agua. Algunos productos como el fondo de imprimación, ya incluyen prevención de la humedad y repelentes de agua, que impiden que penetre en el interior de la madera causando daños irreparables.

Los organismos que deterioran la madera y hacen que pierda su color y resistencia necesitan agua para sobrevivir, por lo que un tratamiento hidrófugo dificulta notablemente su proliferación.

Otra de las ventajas de los productos de fondo de imprimación, es que estabilizan la cantidad de agua, reduciendo las posibilidades de que la madera se agriete o deforme por un exceso o déficit de agua. Este tipo de productos son muy eficaces, pero hay que tener en cuenta que es preciso aplicarlos de nuevo cada dos años, para asegurar que su efectividad es la máxima.

DIFERENCIAS ENTRE LASUR Y BARNIZ

Conocer las diferencias entre lasur y barniz es también un factor esencial para proporcionar la mejor protección a la madera exterior. El barniz es una capa que se forma en la zona más externa de la madera, mientras que el primero penetra en su interior, dejando el poro abierto y facilitando la salida de vapor de agua. Esta última opción es la más recomendable para exteriores, ya que el barniz puede cuartearse haciendo que la madera se pele.

Existen diferentes modalidades de protectores de madera, con diferentes tipos de acabados: mate, satinado o brillante. El aspecto que proporciona es el más natural, por lo que las diferencias entre lasur y barniz no son únicamente en su resultado, sino también en apariencia. Se puede utilizar también en maderas tropicales, siendo habitualmente más recomendable que los aceites, ya que hace que el atractivo de este tipo de maderas perdure, mejorando mucho su resistencia ante el paso del tiempo y los ataques de diversos organismos.

También se utiliza mucho en zonas costeras, pues sus flexibles resinas ofrecen protección ante la erosión, las partículas de arena y sal, el viento, o largos inviernos con gran cantidad de inclemencias meteorológicas. Cuanto peores sean las condiciones a las que esté sometida la madera, más a menudo habrá que realizar la aplicación de lasur, y así se asegurará una conservación óptima y duradera.

Para casitas de madera o cualquier otro elemento de madera exterior, se debe tener en cuenta si estará expuesto al sol directo durante largos períodos de tiempo. En caso afirmativo, se puede optar por un producto que ofrezca protección ante el sol, ya que actúan ampliando la protección UV natural de la madera. En cualquier caso, tener en cuenta las características de la zona ayudarán a elegir los mejores productos para proteger la madera.

Este tipo de tratamientos son aptos para casetas de madera, garajes de madera, cobertizos de madera, o cualquier otro elemento que se sitúe en el exterior. Aunque algunos ya vienen tratados en el momento de comprarlos, es muy recomendable mejorar su resistencia con este tipo de productos, pues con el paso del tiempo pueden perder la protección y verse afectados de forma muy negativa por los agentes externos.

#huertourbano #jardinera #cajonesdecultivo #mesasdecultivo #camasdecultivo #fabricacionamedida #fabricacionamano #amedida #maderadepino #pino #exterior #jardin #flores #balcon #terraza #garden #sinintermediarios #unico #exclusivo #megusta #losmejores #nohayotraigual #jardineras #quererespoder #soñar #creer #sisepuedesoñar #sepuedehacer



No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola,
En que podemos ayudarte?